Seelvana: ilustración, diseño, pintura y mucho más!

Silvana Baylac, Seelvana cuando ilustra, pinta, diseña. Vive en Punta Alta, provincia de Buenos Aires (ahí cerquita de Bahía Blanca), y no se queda quieta.

No vamos a pecar de originales: ¿cómo comenzaste, tu relación con el dibujo viene de pequeña?

Hice dibujo artístico en la infancia durante 5 años en la academia Conte Grand.
Medio que el dibujo artístico es cosa seria y siendo una preadolescente los materiales y motivos a dibujar en cierto momento me aburrieron y colgué los lápices.
Pasó la adolescencia y un poco más y vi que había muchas más maneras de dibujar y me volví a involucrar, aunque hubiese perdido la mano, pero soy bastante metódica y me impuse un régimen de continuidad para evolucionar y más o menos me funcionó 🙂

¿Cómo te formaste?

5 años de academia Conte Grand con una profe particular (años noventa, los niños íbamos a actividades como dibujo o coro!). Aparte de eso tengo mucho de autodidacta, fui a talleres de pintura, de arte abstracto, acuarela de paisajes, un millón de seminarios de creatividad y algunos más que no me acuerdo. Como carrera formal estudié Medios Audiovisuales.

Como ilustradora, ¿quiénes te influyeron o impactaron? ¿A qué gente admiraste y te empujó a decidir querer seguir ese camino?

Sigo a chorromil ilustradores, desde hace años en blogger y ahora en instagram. Puedo nombrar los 3 más recientes de mi buscador, que es más confiable que mi cerebro: Anke Weckmann, mundopiruuu y Alexandra Levasseur. Ellos son mi top tres de estos días, pero realmente no me acuerdo quiénes lo fueron cuando volví a dibujar.

Dibujás, pintás con acuarela, hacés fotografía ¿cuáles son tus herramientas preferidas? ¿y en el mundo digital?

Las acuarelas se llevan el trono porque son portables, secan rápido y tienen una personalidad que excede a las habilidades de quien pinta. Aunque hace un tiempo pinto en acrílico sobre tela y realmente tanto el proceso como el resultado pueden abstraerme durante horas.
Del mundo digital tuve mi pasada por los vectores, que pueden ser muy expresivos y orgánicos pero ahora sólo los uso para trabajos de diseño. Si tengo que sacar algún laburito rápido o barato, ilustro en marcador y coloreo con photoshop y tableta wacom.

No solo sos ilustradora y pintora, también hacés diseño gráfico y desarrollo web. Podemos decir que hacés diseño boutique, con productos personalizados.

Sí! A veces me abrumo de tener abiertos tantos frentes: prendedores, cuadros, dibujos, logos, ilustraciones, pero realmente nada de eso quisiera dejar de hacer O_o.

¿Tu rol de muralista?

¡Fue algo de una sola vez! Para mi entrenador y amigo Diego Isgró. Él necesitaba meterle color a su nuevo gimnasio y le gustaba mucho mi estilo así que los dos nos animamos a que suceda. Quedó muy lindo. Todos felices, aunque pasamos momentos de julepe =)

Tu rol como editora / escritora / diseñadora editorial: Lectura de verano Revista liter-aria, fotografic-aria e ilustr-aria. Cultural capaz.
Hacés un fanzine digital, donde participa gente amiga, y apuesta por la ilustración, pero también por textos y fotos en una puesta en página minimalista y encantadora. ¿Cómo arrancaste? ¿Qué proyección tiene?

Lecturita surgió para cubrir una necesidad: yo necesitaba aprender a diagramar editorial para entrar a un trabajo y la mejor manera de hacerlo de un saque era obligarme con un proyecto, y como yo sólo dibujo y necesitaba cajas de texto, por medio de los blogs y las redes convoqué a escritores que quisieran participar. Duró un año y medio creo, porque implicaba demasiado trabajo y era gratuita (y yo detesto vender publicidad) pero siempre me dan ganas de volver a hacerla, capaz un especial anual.

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

  • Lectura de verano

Contanos un poco más de tu faceta de pintora, y comentanos de tu tienda.

Lo de pintora con pinturas es un poco nuevo, lo hago hace un año y medio. Me anoté en un taller particular con una profe que me caía medio mal así que fui sólo pocos meses pero aprendí bastante. Después me pasé a otra profe que me caía mejor pero también me aburría entonces me propuse gastarme la plata de la cuota en muchos materiales y hacer una cantidad de cuadros por mes que me permitieran practicar lo que había aprendido y hacer alguna especialización más espaciada. Funcionó bastante bien. No sigo con la rigurosidad pero pinto seguido y me gusta lo que sale.
Antes de eso pintaba en acuarela y fui bastante autodidacta. Empecé con unos materiales de muy mala calidad. De a poco fui mejorando, compré mejor y hasta hice un curso de 5 días de pintura de paisajes en París ;P
¡Mi tienda! La armé hace poco y verdaderamente la llené con poco. Tengo que dedicarle un par de días a subir los nuevos cuadritos y los imanes.

¿Cómo movés todo desde Punta Alta, tu lugar de residencia? ¿Vas mucho a Bahía Blanca? ¿O venís a CABA?

Vivir en Punta Alta es un chino total. Ahora tengo una oportunidad laboral que me permite viajar más y estoy viendo dónde echar raíces, pero por lo general la ciudad donde más vendo es Buenos Aires y bueno, meto minimudanza cada vez que hay una feria o hago envíos por encomienda.
A Bahía voy poco, a imprimir algunos de mis productos y nada más.

Y ahora, en tren de confesiones, ¿qué pasa con los unicornios?

¡Jajajajjaj! ¡ni me acuerdo!
En algún momento me empecé a dibujar con un bonete, supongo que para añadir algún accesorio festivo y como estaban de moda debo haber querido diferenciarme, sí te puedo asegurar que fue algo con poco sentido, de hecho tengo varios unicornios ilustrados en mi haber y ya no reniego más de ellos.

Gracias Seelvana! 

1 comentario

Comments are closed.