Retórica visual / entrega 1

Brevísima introducción a la semiótica

Comenzamos con esta serie de artículos ilustrados sobre semiótica. Más precisamente, sobre retórica. Retórica visual.

No podemos dejar de citar a Roland Barthes, quien define a la semiótica como un método que permite entender las prácticas culturales que implican necesariamente significaciones de diverso orden.

Prácticas culturales y significaciones son dos elementos sin dudas centrales del discurso del diseñador gráfico.

La semiótica no es una extensión de la lingüística. Al decir de otro de los pilares de la disciplina, Ferdinand de Saussure en su revelador Curso de lingüística general, abarca a la lingüística y tiene que ver con la psicología.

Definimos a la semiótica como un método: provee las herramientas necesarias para podernos acercar a todos los fenómenos u objetos, así como a las prácticas sociales que la constituyen. La semiótica abarca todos los signos dentro de sistemas de todo orden. Su objeto, entonces, y como afirma Umberto Eco, no es simplemente el signo, aunque fuera su primer elemento de trabajo, sino sobre todo la cultura.

Brevísima introducción a la retórica

La retórica es uno de los objetos de estudios de la semiótica por razones que evidenciamos a continuación.

Define el diccionario a la retórica (¡ésta es de Aristóteles!) como el “conjunto de reglas o principios que se refieren al arte de hablar o escribir de forma elegante y con corrección con el fin de deleitar, conmover o persuadir”.

Releamos la definición reemplazando el arte de hablar o escribir por el arte de crear piezas de comunicación visual, y veremos que hablamos de lo mismo: elegancia y corrección, y el objetivo de deleitar (seducir, hacer que el mensaje llegue), conmover (inducir a la acción) o persuadir (convencer).

Corolario

El objetivo de esta serie de artículos que inauguramos hoy pretende ser un guía visual, profusamente ilustrada, que nos deje algunas definiciones claras y muchos, muchos ejemplos. La combinación de estos dos elementos esperamos se convierta en una herramienta útil a incorporar en nuestra caja, y que nos provea de disparadores que se traduzcan en distintos ángulos de abordaje en la construcción de mensajes visuales.

Esperamos que disfruten de esta serie de artículos y que sea, sobre todo, de utilidad profesional.  

Las ilustraciones de este artículo pertenecen a la gran diseñadora/ilustradora búlgara Luba Lukova. Si no conocen su obra (ya le dedicaremos un artículo) los invito a buscarla en Google, o visitar su sitio.