Noma Bar, el espacio negativo

Nacido en 1973 en Israel, en el seno de una familia de artistas, Avinoam “Noma” Bar estudió en Bezalel Academy of Arts and Design.

En su niñez fue fuertemente influenciado por un vecino, quien hacía esculturas a partir de partes de tractores. Para Noma fue revelador: se pueden hacer cosas nuevas a partir de otros elementos con solo reposicionar las piezas.

Durante su juventud la imagen de Saddam Hussein se veía en todas partes. Entonces, descubrió que el símbolo de radiación no solo tenía un parecido, una síntesis del rostro del dictador, también un mensaje. Así nace el primero de sus trabajos.

Diseñador gráfico, ilustrador y artista, trabaja sin descanso desde 2001, año en que se muda a Londres. Es colaborador frecuente en publicaciones de primer nivel internacional: The Guardian, The New York Times, The Economist, Random House y muchos más.

Ganador de numerosos premios, también editó tres libros que aprovechamos para recomendar: Guess Who (2008), Negative Space (2009) y Bittersweet (2017) .

Si bien su trabajo más conocido son sus carteles y tapas de libros, también tiene una extensa actividad como realizador de animaciones. Podés visitar el canal de Noma en Vimeo haciendo clik aquí.

Sin embargo, su mecánica de trabajo es peculiar: todos los días, de 9.00 a 16.00 y sin importar el clima, toma su block y su lápiz, se sienta en la foresta y boceta en la tranquilidad y soledad de la naturaleza. Más tarde irá a su estudio para digitalizar y finalizar la idea.

Con Fukuda comparte grandes planos de colores definidos, la apuesta a la forma en desmedro de la tipografía, y el humor. Sus trabajos exigen, siempre, una segunda lectura. Se presentan simples, pero construyen mensajes complejos. Comparte también la transmisión de un mensaje fuerte, pero en un tono suave y cargado de un humor sutil.

La economía de recursos y la imagen dentro de la imagen definen un estilo único.


Como siempre, los invitamos a visitar nuestro tablero en Pinterest.