Gritan las calles en México: el Gran OM

Fue Omar Inzunza. Y mutó. Mutó leyendo, mutó mirando, mutó haciéndose permeable a la realidad social que configura su entorno. Y se convirtió, se constituyó en el Gran OM.

Sus educadores, sus lecturas y el reggae sentaron la base que del desarrollo de sus sensibilidad. Sus cualidades gráficas hicieron el resto.

Este joven artista gráfico se ganó un espacio por sus intervenciones callejeras y sus afiches vinculados a temáticas sociales. Denuncian, exponen, invitan a la reflexión. Pero no a través del mensaje sutil: su obra es poseedora de un gran impacto visual, y se combina con un mensaje social igual de fuerte y comprometido.

Una peregrinación por su país, en 2004, lo hizo despegarse del circuito comercial de la gráfica, por dónde transitaba. Y los acontecimientos policiales de 2006 en San Salvador de Atenco lo mueven a producir su primer afiche de esta nueva etapa.

No se reconoce en ninguna ideología, pero no por eso deja de tomar partido.

Sus temáticas, —hambre, injusticia, represión, lucha, indigenismo, feminismo, revolución— están presentes en su producción sin atenuantes. Se puede coincidir o no con él. Pero no se le puede negar identidad ni honestidad política ni gráfica.

No abunda información de Gran OM en las redes, aún en las mexicanas.

Sin embargo, los invitamos a ver más de su vasta obra en las redes del artista. E incluso descubrir su cara.

En Flickr, Facebook, Instagram, o su canal de YouTube.

Y si no quieren ir tan lejos, los invitamos a visitar nuestro tablero  Gran OM en Pinterest


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *